miércoles, 28 de abril de 2010

La mano santa... Oración por la inocencia...


“Puede haber menores que sí lo consientan y, de hecho, los hay. Hay adolescentes de 13 años que son menores y están perfectamente de acuerdo y, además, deseándolo. Incluso si te descuidas te provocan”
(Obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez)

Padre nuestro... amigo acompañante compañero guía...
que estas en los cielos que me llevas al cielo me paseas al infierno me penetras las piernas la boca los ojos los oídos... me giras...
santificada sean tus manos que proclaman bendiciones
santificados tus oídos que escuchan confesiones que redimes pecados con dos toques y una mamada...

venga nosotros vosotros ustedes y todos a tu reino de calores infernales del disfrute de mi pequeño cuerpo, de mi inocencia de mi sonrisa angelical y mi sentimientos de fe afortunada con tus toques.

Hágase la voluntad de tu Dios y de tus ganas personales que alimentan tu ego que nutren tu libido, aquí en la iglesia como en el baño, en el patio, en el campamento, en el colegio, en mi casa.
Danos hoy ... danos hoy... ya no quiero ser más afortunado, no quiero más cielo, no me des ni pan, ni hostias ni nada, no quiero cada día ni cada hora, ni cada segundo
déjame.!!!

perdona mi infancia, mi fragilidad, mi pecado asi como también perdono que me penetres por detrás y luego vengas a mi labios, con la misma intención. No quiero que me ofendan, no hables!!!, no es culpa mía.
no quiero que caigas en tentación... no quiero tener cara de infante... cuerpo de niño, delicadeza y suavidad.

Líbrame del mal purifícame con tus líquidos masculinos en mi cuerpo de niño, que limpiar el pecado original quiero...
el pecado de crecer el pecado...
de estar frente a ti y permitir que mis padres confíen...

¿AMÉN?

MIENTRAS ME QUEDO CON TU MANO EN MI TULITA, CON MI BOCA EN LA TUYA Y ASI YA ME LIMPIO DE PECADOS CON TU UNGUENTO DIVINAMENTE GENITAL.


"Dejad que los niños vengan a mi" yo el transmisor de la palabras que equipara a dios, a Jesús

No hay comentarios:

Publicar un comentario